EL DESTINO FINAL ES UN LUGAR INTERIOR | MiguelAngel Cisneros

“El sol, no obstante se complace en derretir su obra y desaparece en breve toda mancha blanca; la actividad y la forma renacen por doquier y empieza la naturaleza a ostentar su rico manto de nuevos colores”
Fausto. – J. W. Goethe.

Distensión parte de la condición en la que existen fuerzas que se atraenoponen a un cuerpo o acción. El ejercicio plástico de la muestra es una tregua que plantea y agota soluciones a través de la pintura. En el espacio conviven objetos que forman parte orgánica de la vida del taller del artista. Los lienzos y bastidores se expanden y contraen para recordarnos que la obra es un ente con presencia propia cuando es dispuesto bajo criterios estéticos.
Pero las piezas nacen también del encuentro y proceso natural de los pigmentos, huellas propias del paso del tiempo e incluso los cambios de incidencia luminosa. Se vuelve un monstruo hambriento que encuentra la satisfacción al ser activado desde sus entrañas. Entonces resulta posible experimentar su nobleza, ángulos, trazos y sutiles movimientos que reinventan su composición.

El trabajo de Miguel Ángel Cisneros es el resultado de un proceso gradual y constante sobre el estudio de las formas. Recuerda las tempranas discusiones sobre la muerte de la pintura durante las décadas de los sesenta y setenta. En
cada planteamiento se rastrean influencias muy claras a movimientos como el Neoconcretismo en Brasil, la pintura de campos de color, entre numerosos artistas que gracias al estudio de los materiales y sus cualidades estéticas en
función del espacio, sirven de inspiración para la conformación del cuerpo de producción.

Lejos de alimentar la imagen del artista como un alquimista misterioso, Miguel Ángel Cisneros es transparente y honesto en el proceso de conformación de sus piezas. Éstas resultan intuitivas, flexibles y muchas veces efímeras. Desde el entorno propio del taller y el oficio de la pintura, el artista visualiza espacios vivos y vibrantes, y es capaz de manifestar lejanías únicas e irrepetibles en cada objeto intervenido.

Shantal López

Escribe tus comentarios