GIRL POWER

 

 

Texto por Susana del Rosario

Preguntarse por las distintas dimensiones de una artista es la apuesta que Girl Power hace en su cuarta edición y la comparte con las 27 artistas invitadas a su exhibición colectiva. Se vuelve necesario insertar a las artistas como seres políticos y sociales en el ejercicio del arte, quienes están marcadas por conceptos jerárquicos, como el género, que necesitan ser desconstruidos y cuestionados para proponer nuevas maneras de identificarse. No traducimos Girl Power como poder de las chicas sino como poder femenino, que surge desde la alteridad y no la idea estereotipada de lo femenino asociado a lo suave, dulce y rosa.

Una de las nuevas propuestas que surgen tras la investigación que forma parte de esta plataforma, es la de la memoria. Insertar imágenes en los imaginarios artísticos y sociales, que pertenecen al trabajo de artistas que residen en el contexto local queretano, se inscribe como un proceso de recuperación y una respuesta al estatismo. Así es que la obra de la artista Flor Minor forma parte de esta exposición. Ella forma parte de las expositoras pero también, a través del la exhibición de piezas escultóricas y gráficas que forman parte de su acervo le rendimos un homenaje.
El trabajo de Minor nos habla del balance y sus opuestos, de la flexibilidad y el peso de los cuerpos. Cuerpos que para Girl Power surgen como lugares de cambio y de generación de redes.

Escribe tus comentarios